miércoles, 4 de diciembre de 2013

Desnudando mi alma...

Exactamente el reloj marca las 12:50 am, y yo aquí de nuevo desnudando mi alma, es necesario para mí expresarlo, escribirlo, sacarlo...es que a veces me pregunto por qué duele tanto el no tener a la persona en la que piensas a diario y que misterio esconde el sentimiento de cuatro letras y cómo es que sabes que tu corazón no se ha equivocado y que él es la persona de tus sueños; con quien quisieras despertar durante todos los dias de tu vida, verle sonreír, abrazarlo, besarlo y susurrarle al oido el inmenso amor que sientes. Y me sigo cuestionando cómo es que tu corazón elige por quien sufrir, por quien esperar (porque la espera duele), cómo es que decide no importarle lo agudo del dolor y aún así sigue palpitando por esa persona...cómo logras mantener la fé, la esperanza de verte un día de la mano caminando junto a él, sin temores, sin tiempo, sin más esperas, sonriendo y con un mundo por delante para los dos...para vivir.
Es tan fuerte tal sentimiento que aunque a veces tus fuerzas se agotan y la duda te incomode y tu sueño parezca imposible, aunque pasen las estaciones, los meses, los días, las semanas, las horas, los minutos y segundos y tu mente intente engañarte escondiéndose en otros pensamientos, en actividades, siempre, siempre al final de la noche antes de dormir en quien piensas es la persona que se ha llevado tu corazón y que siempre lo incluyes en tus oraciones y le dices a Dios que lo cuide y bendiga y que todos los caminos que él elija le traigan hacia tí, si así es su voluntad. Si, así es, al final de la noche, y cuando concilias el sueño él sigue apareciendo en ellos....esta increíble persona que tiene el poder de hacerte sentir viva con sólo escuchar su voz.
Luego sigues cuestionándote cómo sabes que es amor? y te das cuenta que lo es, porque aún siendo sólo amigos, le sigues guardando respeto, sigues confiando, esperando y guardando fidelidad, porque tu fé, tus sueños, esperanzas y el amor por esa persona no te permite tener ojos para nadie más, de rechazar invitaciones de otros;  porque cuando alguien más te invita a salir...tu corazón y mente están a la defensiva, y antes de dar una respuesta, en milésimas de segundos se viene a tu mente la persona de tus sueños, su nombre, su rostro, su sonrisa, su voz, y terminas respondiendo a la otra persona con "una excusa" y terminas no aceptando...Y entonces pienso que es tan grande la razón que tiene el corazón para permanecer, y es ahí donde te das cuenta que estás enamorada y que amas, porque no existe nadie más, porque no quieres conocer a nadie mas...a nadie. 
Porque aunque tu corazón este herido por la espera, por la incertidumbre, por la agonía de no saber si tu deseo de tenerle se hará realidad, aún así el sentimiento está ahí, aferrándose a su fé.....
Y así sólo con el sonido de las agujas del reloj corriendo, marcando la 01:30 am Y con el silencio de la madrugada mi alma se desnuda una vez más y sigue cuestionándose qué tan grande sentimiento encierra esta pequeña palabra a la que llamamos amor...

No hay comentarios:

Publicar un comentario